Los fideos finos más populares de Japón

Robata - SushiOle
La robata, la técnica gastronómica japonesa para cocinar
8 septiembre, 2019
Oyakondo II - SushiOle
La sabrosa sencillez de la cocina japonesa, El Oyakodon
18 septiembre, 2019

Los fideos finos más populares de Japón

Soba I - SushiOle

Soba I - SushiOle

Sobas, hechos con harina de trigo sarraceno, lo que les da su peculiar color tostado, los fideos de soba son uno de los ingredientes más consumidos de la gastronomía japonesa.

apón es un país que mantiene vivas sus tradiciones gastronómicas de una manera ejemplar. Ese es el caso de los fideos soba, de los que sabemos que comenzaron a consumirse de manera generalizada a principios de la época Edo, es decir, en el siglo XVII. De hecho, estos fideos fueron tan populares que todos los barrios de la época tenían algún pequeño local donde se servía soba y sake.

Soba - SushiOle
Soba – SushiOle

Estos fideos están hechos con harina de trigo sarraceno, pero no es una casualidad que se pusieran de moda, ni siquiera por su sabor, diferente al clásico fideo grueso japonés, el udon. Lo cierto es que en la época Edo, los habitantes de las grandes ciudades tenían problemas de dieta, ya que su base alimenticia era casi en exclusiva el arroz blanco. Esto produce déficit de vitamina B1, algo que se puede compensar con el consumo de soba, rico en esta sustancia.

Lo cierto es que los fideos soba se convirtieron en los favoritos de los tokiotas, y hoy en día es fácil encontrar locales dedicados a servir soba, tanto en pequeños bares de comida rápida como en lujosos restaurantes. Con el tiempo, se ha pasado a llamar soba a casi todos los fideos finos, incluso a aquellos que no están hechos de harina de trigo sarraceno.

Lo cierto es que hay varios tipos de soba, ya que se suele mezclar la harina tradicional con otros elementos, como el cha soba, que lleva té verde, el mugi soba, con artemisa, el hegi soba, al que se incorporan algas, o el ni-hachi soba, que lleva una parte de harina de trigo. El soba puro, por así decirlo, es el towari soba.

Los fideos soba se preparan de una infinidad de formas, ya que son la base de numerosos platos de ramen y, además, también se pueden consumir fríos. Pero si tuviéramos que escoger una receta, esa sería el toshikoshi soba. Se hace un caldo con mirin, soja, azúcar, alga kombu y setas, al que finalmente se añaden los fideos. ¿Qué hace especial a este plato? Pues que se toma de manera tradicional la noche del 31 de diciembre, durante el Omisoka, y es una celebración que, según se dice, proporciona una larga y próspera vida.

A %d blogueros les gusta esto: